Kaka de Luxe ¿Punk, que punk? - Vinilos Blank Generation

Kaka de Luxe ¿Punk, que punk?

Vinilos Blank Generation

Facebook Google+ RSS Twitter YouTube
Kaka de Luxe ¿Punk, que punk?

Kaka de Luxe ¿Punk, que punk?

En una de sus últimas entrevistas, Carlos Berlanga puntualizaba al periodista diciendo que él era punk, que no era rockero, que rockero nunca jamás.. pero si punk.  Me pareció una puntualización decisiva, incluso dicha por alguien que en su momento consiguió la popularidad con temas disco, pop y otras hierbas.  En 1977 no podía haber dos términos más opuestos que “rock” (representado por los grandes dinosaurios) y “punk”, por eso hoy día aun me choca leer juntos esos dos términos.

participa gran encuesta del punk

En 1977 España se encuentra inmersa en una transición que todo lo politiza (como hoy dia), con una escena musical terrible a elegir, entre grupos rock del llamado “rollo” tan aburridos y plomizos como sus equivalentes anglosajones, y un millar de solistas, más o menos azucarados, dedicados en el peor de los casos a la “canción ligera” y en el mejor de los casos, al “sonido costa Fleming”.  En este contexto, nada homologable con el mundo civilizado, cinco personajes bien informados de lo que ocurría en el mundo punk anglosajón deciden hacer un grupo. Sus nombres: Carlos Berlanga (fallecido en 2002), Enrique Sierra (fallecido en 2012), Manolo Campoamor (en la actualidad pintor), Fernando Márquez “el zurdo” (en la actualidad “sus filosofías”) y por ultimo Olvido Gara “Alaska” y Nacho Canut (en la actualidad, administradores de la empresa Fangoria S.L.)

En un primer momento, antes de decidir hacer un grupo musical sin importarles no saber tocar ningún instrumento, “Kaka de Luxe” fue el nombre del fanzine que editaban y vendían en el rastro de Madrid, alli pululaban nuestros protagonistas junto a otros marcianos que formaban el underground del underground, y en aquel grupillo se mezclaban elementos de la cultura “trash” vía Warhol-Waters, elementos de la -en ese momento- despreciada cultura ye-ye hispánica, del glam-rock y por supuesto del punk británico y norteamericano, todos esos elementos chocaban frontalmente con el mundo-rock mesiánico del momento y, por supuesto, con la sociedad de clase media más preocupada por Suárez que por Sid Vicious.

Es fácil hoy día despreciar o no reconocer la ruptura y el choque que en su momento supuso la aparición de “Kaka de Luxe” en nuestro país, es fácil con la mentalidad de hoy día no comprender como era esto en 1977 y no valorar a ese grupo como lo que fueron, un ejemplo de Punk en estado puro, pioneros absolutos junto a…. casi nadie (no, Ramoncín no cuenta).

También se suele intentar desactivar su importancia en función al origen social de (algunos de) sus miembros, “niños de familias bien” como si se pudiera elegir la familia donde se nace… es precisamente ese punto con el que muchos los desprecian, el que me parece más transgresor, gente haciendo lo que se supone que no tiene que hacer y adoptando unas influencias que, en cualquier caso, les trajeron en esos primeros años más problemas que otra cosa.

Titulos como “Pero que publico mas tonto tengo” o “Pero me aburrotienen la provocación y el nihilismo propio del primer punk, letras  tan extremas como “Pondré mil voltios en tu lengua” o “La tentación” (escrita por Alaska) no es lo habitual que pueda escribir una niña de 14 años, en cierto modo y pese a que hoy día parece que estas cosas no escandalizan como podían hacerlo en aquella España de los años 70, no imagino hoy a ninguna niña de las que salen en “La voz kids” o en “Operación Triunfo” cantando eso de “…todo en cuero negro, un látigo sacó, entonces me dijo que me iba a dar mi merecido, que todo esto me pasaba por ser una ¡puta, guarra!”  De hecho, en estos tiempos de lo políticamente correcto, ni siquiera a los 17 años pueden entrar en muchos conciertos… ¿vamos para atrás?

Curiosamente, el conocimiento de “Kaka de Luxe” llego bien entrados los años ochenta, gracias una ortopédica reunión conseguida por Paloma Chamorro para “La edad de oro” cuando el grupo ya llevaba años disuelto.  Su único single, editado en 1978, en su momento (como era de esperar) no lo conoció nadie, a sus poquísimos conciertos fueron cuatro amigos y otros cuatro marcianos como ellos y si esto hubiera quedado así, hoy día se les recordaría de otra forma, pero para bien de sus miembros y para mal del “prestigio punk” del grupo, sus componentes consiguieron el éxito popular… Enrique Sierra en “Radio Futura”, el trio Berlanga-Gara-Canut en “Pegamoides” y “Dinarama”, y Fernando Márquez en “Paraíso” y “La Mode”, seguramente de no haber conseguido esos grupos el éxito comercial, hoy dia, para los seguidores del punk el recuerdo de “Kaka de Luxe” sería otro.

Roxy Burton

Foto cabecera: Pinterest

Have your say

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando das tu consentimiento para la instalación de las citadas cookies y de la política de cookies de esta web. ACEPTAR

Aviso de cookies