Las muñecas de New York: los New York Dolls- Vinilos Blank Generation

Las muñecas de New York: los New York Dolls

Facebook Google+ RSS Twitter YouTube
new york dolls live

Las muñecas de New York: los New York Dolls

Si a un grupo se le considera el antecedente del punk rock, ese es los New York Dolls. La banda se funda en 1971 en la ciudad neoyorkina, siendo la formación original la compuesta por David JohansenBilly Murcia (sustituido tras su temprana muerte por Jerry Nolan), Johnny ThundersSyl Silvain y Arthur Kane. Actuaban regularmente en el Mercer Art Center, todos los martes, y en el Diplomat Hotel (Historia oral del punk, McNeil y McCain, pg. 163).

new york dolls live
New York Dolls live at Mercer Arts Center

Si algo caracterizaba a los New York Dolls es su estética, su vestimenta. Utilizaban ropa de segunda mano, blusas de mujer, tacones, pantalones ajustados. La novedad que trajeron fue la vuelta a las canciones de tres minutos, algo que caracterizó a las bandas punk rock siguientes, tanto en Estados Unidos como en Inglaterra.

new york dolls
New York Dolls

Editaron tres discos: New York Dolls (1973), Too Much Too Soon (1974) y Red Patent Leather (1984). Los dos primeros álbumes de estudio; el tercero, es la grabación de la actuación que tuvieron en The Little Hippodrome Club, en 1975. Su vestimenta roja y la bandera comunista detrás, a modo de provocación, fue su muerte como grupo. Todas las discográficas les cerraron las puertas, especialmente en Estados Unidos. Jerry Nolan afirma que “toda aquella mierda era pretenciosamente artística. Nos hacía tocar con trajes de cuero rojo, idénticos, delante de una gigantesca bandera comunista. ¡Era una estupidez!” (pg. 252). Y eso que el concierto fue un éxito. Otras ciudades pidieron ver a los Dolls en concierto.

new york dolls albumNew York Dolls first album
Too Much Too Soon albumToo Much Too Soon album
Red Patent Leather albumRed Patent Leather album

Los New York Dolls fueron una influencia decisiva para las futuras bandas punk rock. Richard Hell afirma que “la música se había abotargado. Todo eran luces y posturitas. Con los Dolls, parecía que la calle hubiera subido al escenario. Y había otra cosa que me entantaba de ellos. Eran exactamente igual fuera que dentro del escenario” (pg. 165).

Have your say

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando das tu consentimiento para la instalación de las citadas cookies y de la política de cookies de esta web. ACEPTAR

Aviso de cookies